martes, 26 de marzo de 2013

Un par de recetas "rústicas"



Muffins de calabaza y romero

Hace poco, viendo Canal Cocina, descubrí una receta de muffins de Lorraine Pascale que me entusiasmó.
La verdad que una vez hecha, es mejor el aspecto que el sabor, que por si solo me pareció un poco insípido si no se acompañaba de algo más.
Pero a mi me gustan los sabores intensos, así que para quien lo desee, ahí os dejo la receta:

Ingredientes:
180 gr de harina de fuerza
130 gr de harina integral
1 cucharadita de levadura química
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
Una pizca de sal
2 huevos
1 cucharada de romero picado
60 ml de aceite de girasol
100 ml de yogurt
275 ml de leche entera
240 gr de calabaza cocida y cortada en cuadritos
Pipas de calabaza (y de girasol si se quiere).


Elaboración:
Engrasar un molde para muffins o magdalenas y colocar las cápsulas (o en su defecto pastel de horno cortado en cuadros). Precalentar el horno a 200ºC.
Tamizar las harinas con la levadura, el bicarbonato y la sal. En otro bol se preparan los ingredientes líquidos: yogurt, aceite, leche y calabaza cocida (reservar algunos cuadraditos para decorar.
A mi me gusta incorporar los ingredientes en dos tandas. Añadiendo los ingredientes líquidos sobre los secos.
Son muffins, por lo tanto no requieren que se remueva bien, más bien lo contrario. Será suficiente con unos movimientos envolventes para aunar los contenidos y que puedan crecer en el horno.
Se echa la mezcla resultante en las cápsulas y se decora con trocitos de calabaza y pipas.
Introducir en el horno unos 20 min, hasta que la aguja de cocción salga limpia.
Para mi, como mejor están estos muffins es recien hechos.


Y ahora la otra receta rústica. Esta ha sido un éxito rotundo.

Pastel de Queso Alemán


Es un pastel suave, esponjoso y con un toque a limón que gustará a los más excépticos.

Ingredientes para la base:
250 gr de harina
50 gr de azúcar
150 gr de mantequilla en cubos
1 yema de huevo
Ingredientes para el relleno:
750 gr de queso quark
125 gr de azúcar
4 huevos separados
la cáscara rallada y el zumo de un limón
2 cucharaditas de extracto de vainilla


Preparación:
Recubrir la base de un molde desmontable de 22 cm, con papel sulfurizado. Batir la harina, el azúcar y la mantequilla hasta formar migas. Añadir la yema y dos cucharadas de agua y amasar.
Hacer una bola blanda, envolver en film y refrigerar 30 min.
Precalentar el horno a 180ºC. Extender la masa reposada dando un grosor de 5 mm y recubrir el molde. Cortar un disco de papel sulfurizado y poner sobre la masa con pesas para hornear (o garbanzos en su defecto). Hornear 20 min. Retirar las pesas y el papel y hornear otros 5 min.


Mezclar el queso quark, el azúcar, las yemas, la ralladura y el zumo de limón y la vainilla, hasta lograr una mezcla suave. Batir las claras a punto de nieve e incorporar a la mezcla anterior con cuidado. Verter el relleno sobre la base y hornear durante 60-70 min más.
El pastel crecerá en el horno y cuando esté dorado estará listo. Dejar en el horno apagado con la puerta abierta durante 30 min más, porque bajará y tenderá a agrietarse. Dejar reposar 1 hora más.

Se sirve a temperatura ambiente o ligeramente frío.


Pese a todo, a mi se me agrietó. No pasa nada, forma parte del encanto!
Que disfruteis con las recetas.

Un beso
Lola

4 comentarios:

  1. Oye Lola!!!

    Que buenísimas recetas que nos has dejado hoy puestas!!!! Son una maravilla!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra; siempre eres un público excelente.
      Besos!

      Eliminar
  2. Me han encantado, tanto una receta como la otra! Antes de ayer compramos tarta de queso en un mercado y dije que con lo buena que está tendría que hacer una algún día, porqué aún no he hecho nunca! Al ver esta ya tengo la receta :P Te ha quedado fantástica y se ve deliciosa!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cristina! Pues aprovecha esta receta, es muy sencilla!
      Besos

      Eliminar